Solomillo Wellington

SolomilloWellington1

Ingredientes: medio solomillo de ternera (como 1 kg más o menos) / 2 cebollas grandes / 700 gr de  champiñones frescos / un tarrito de paté (unos 200 gr) / un par de láminas de hojaldre / Mostaza para pintar / la yema de un huevo.

SolomilloWellington2

SolomilloWellington8

Primero limpiamos el solomillo con el cuchillo. Ponemos a calentar un poquito de aceite en una sartén y sellamos el solomillo por todas las partes. Lo que intentamos es dorarlo, pero que no se haga por dentro. La idea es que no suelte el jugo cuando esté dentro del hojaldre. Lo dejamos enfriar.

Cortamos la cebolla y los champiñones en brunoise (pequeñito, vaya). En la misma sartén que hemos sellado la carne, añadimos un chorrito más de aceite. Primero pochamos la cebolla y cuando esté ya tierna añadimos los champiñones cortados. Cuando ya lo tengamos hecho, salpimentamos y añadimos el paté en la misma sartén. Lo mezclamos todo y reservamos. Mientras tanto podemos poner a descongelar el hojaldre, si es que es congelado.

SolomilloWellington3

Sobre un papel film disponemos una cama de la mezcla para que al enrrollarlo cubra todo el solomillo. Pintamos con mostaza el solomillo y envolvemos la carne ayudados del papel film. Hacemos un rollo y lo metemos en la nevera para que enfríe un ratito (unos minutos será suficiente).

Extendemos el hojaldre y envolvemos el rollo completo con este. Lo preparamos para que no queden aperturas en él. Decoramos por encima y pintamos con la yema del huevo.

SolomilloWellington4

Metemos en el horno arriba y abajo a 180º en aproximadamente 30 minutos. El tiempo es aproximado, pero debemos guiarnos por el hojaldre: cuando el hojaldre esté dorado estará el solomillo tambíén. Si tenemos un termómetro podemos comprobar que el interior de la carne esté entre 80º y 90º centígrados.

SolomilloWellington5 SolomilloWellington6

Lo podemos acompañar de arroz cocido blanco (un basmati aromático es estupendo para eso) y una salsita de reducción de Pedro Ximenez con pasas. Éxito asegurado 😉

Aclaraciones: se puede usar solomillo de cerdo, que es más barato. Hay que tener en cuenta que el de cerdo es más estrecho, así que posiblemente no sea necesario tanto hojaldre. Igualmente podemos usar champiñones de lata, pero a mi parecer se nota demasiado. El paté que usemos más o menos dará igual, pero se notará el sabor de este: yo usé un paté “ibérico”. Para el hojaldre, yo soy fiel usuario del hojaldre congelado del Mercadona, que trae dos láminas en el mismo paquete.

Aclaración2: NUNCA recalentar este plato: si lo hacemos resecará la carne completamente y arruinará el solomillo. En el caso que lo tengamos que hacer con antelación, dejarlo todo hecho excepto el montaje y la cocción del hojaldre y comer inmediatamente.

Algunos consejos en las clases del programa MasterChef de TVE:

Crema de pencas de Acelgas

CremaPencasAcelgas

Ingredientes: 500 gr de pencas de acelgas / 5 zanahorias / media cebolla / 3 quesitos.

Normalmente tendremos las acelgas completas: las hojas y las pencas. En mi caso son unas estupendas acelgas por cortesía de Juan ¡¡Gracias Juan!!). Separamos las hojas del tallo y nos quedamos con este último. Guardamos las hojas para otra comida (¡tortilla! 😉 )

Lavamos y cortamos a trozos pequeños las pencas. Pelamos las zanahorias y cortamos en rodajas. Pelamos la media cebolla y la cortamos en cuatro partes.

Cocemos en una cazuela todas las verduras cubiertas de agua. Salpimentamos al gusto. Llevamos a ebullición y tapamos. Dejamos cocer de 30 a 40 minutos (parece mucho, pero las pencas tardan en ponerse blandas).

Escurrimos las verduras sin tirar el caldo de cocción. Pasamos por la batidora y añadimos caldo hasta dejar una textura de crema fina. En este momento también añadimos los quesitos. Yo usé quesitos de tipo “El Caserío”, de los que le doy a mi niño, pero cualquier queso que derrita valdrá.

Gracias Juan de nuevo 😉 !

Original de Jaesa aquí

Bizcocho de Garbanzos

BizcochoGarbanzos1

Ingredientes: 200 gr de garbanzos cocidos / un plátano / 150 ml de zumo de naranja / 100 gr de azúcar / 100 gr de cacao puro / una pizca de cardamomo / piel de una naranja rallada / 50 gr de nueces / un sobre de levadura.

Los garbanzos deben ser cocidos. Yo los usé de bote (más o menos medio bote escurrido). Aclaramos y escurrimos los garbanzos. En un bol los batimos junto al plátano y al zumo de naranja con la batidora.

Una vez tengamos una crema fina (no debería quedar nada de grumos), añadimos los huevos. Batimos hasta que quede homogéneo.

Añadimos el azúcar, el cacao, la levadura, la ralladura de la piel de la naranja (¡sólo lo naranja, no lo blanco!) y el cardamomo. Para el cacao yo uso cacao puro desgrasado Valor. Este no lleva nada de azúcar ni grasa. Batimos de nuevo.

Por último añadimos las nueces peladas a trocitos y mezclamos cuidadosamente. No es necesario batirlo, únicamente mezclarlo.

Vertemos toda la mezcla en el molde. Yo usé un molde de silicona de corazón 😉 , pero posiblemente sea adecuado cualquiera. Metemos en el horno a 180º aproximadamente 50 minutos. En realidad dependerá del molde que hemos usado. Tengo la sensación que tarda en cocer mucho más que un bizcocho con harina normal. Habrá que hacer más pruebas 🙂

Original de Missis en mundorecetas.com aquí

BizcochoGarbanzos2

Galletas de Avena y Chocolate

GalletasAvenaChocolate

Ingredientes: 300 gr de copos de avena (”porridge” inglés) / 150 gr de azúcar / 100 gr de harina de trigo / dos huevos / chocolate en trocitos (yo eché media tableta de chocolate con leche / medio vaso de aceite / medio vaso de leche.

Cortamos el chocolate en trocitos pequeños con el cuchillo. Mezclamos en un bol todos los ingredientes. No es necesario batirlo: quedará una masa mezclada, pero no como la del bizcocho.

Ponemos papel de horno sobre la bandeja de este. Calentamos a 200º y disponemos en montoncitos sobre el papel con una cuchara(con más o menos gracia) procurando que no queden muy gruesos. Como no lleva levadura no subirán, pero si es demasiado grueso probablemente no se hagan bien por dentro y se quemen por fuera.

Metemos en el horno unos 10 minutos. Comprobamos si está hecho por el centro pinchando con un tenedor (cual bizcocho). Estará listo cuando salga limpio.

Sacamos y dejamos enfriar, ya que estarán blandas en cuanto salen del horno.

Original de nicassl aquí

Rejo cocido a la Gallega

Rejo cocido a la gallega

Ingredientes: una bandeja de rejo cocido a la gallega de Mercadona (en la nevera al lado de la pescadería) / patatas para cocer / aceite / sal / pimienta.

El rejo, aunque no es pulpo queda resultón. También no es exáctamente como lo hacen los gallegos (pulpo “a feira”, que creo recordar que es como dicen ellos 😉  ). Aún así, sí que está bastante rico. Podemos decir que es el pulpo del pueblo llano 😉

Antes de hacer el rejo debemos hacer la patata. Si es normal, la cocemos en agua con sal (con piel y todo) hasta que al pincharla esté hecha hasta el centro. Otra opción es usar patatas para el microondas en bolsa del Mercadona: 3 minutos y listo. Cuando se enfríe lo cortamos en rodajas y lo disponemos en la fuente y le echamos unas escamas de sal.

En una sartén ponemos un chorrito de aceite a fuego fuerte. Cuando esté caliente añadimos el rejo. En unos 5 minutos lo tendremos listo. Hay que tener un poco de cuidado que no se haga demasiado, ya que es facil que se consuma el aliño que lleva y no se termine de hacer. Yo lo que hago es que a medio hacer le bajo la intensidad del fuego y lo dejo un poquitín más: así consigo que se haga mejor.

Una vez hecho, lo ponemos sobre las patatas. Si lo dejamos así quedará un poco seco, así que yo añado un chorrito de aceite en crudo sobre el conjunto y queda bastante bien. Acompañar con un Albariño muy muy muy frío.

Rejo cocido a la gallega

Rejo cocido a la gallega

Como referencia, este SÍ es pulpo “a feira” de verdad, de Galicia 😉 . Si no recuerdo mal se cuece, se corta recién cocido y se le echa sal gorda, aceite y pimentón:

PulpoAFeira2

PulpoAFeira1

Salpicón de Marisco

Salpicón de Marisco

Ingredientes: una bandeja de salpicón de marisco del bandejero de pescado del Mercadona / un limón / aceite de oliva virgen extra (cuanto más “extra-guay” mejor 😉 ) / sal / pimienta.

Preparamos el aliño para el salpicón en un vaso: primero echamos la sal y la pimienta. La pimienta en este caso, si es recién molida usando el molinillo, mejor. Después el zumo del limón (estrujado o exprimido). Movemos con un tenedor para intentar disolver la sal en el limón. Después añadimos aceite. La cantidad de aceite es muy subjetiva: si nos gusta fuerte, usaremos una proporción 1:1 con el limón (la misma cantidad de limón que de aceite); en cambio, si nos gusta más suave añadiremos más aceite hasta una relación 2:1 con el limón (una parte de limón por dos de aceite). Esto es mejor probar y ver cuando está a nuestro gusto. Emulsionamos con la ayuda de un tenedor.

A partir de aquí, en un bol o en la misma bandeja del salpicón, mezclamos el aderezo con el salpicón y lo presentamos en una bandeja o plato grande. No usar un plato hondo porque no se vería la mezcla de colores 🙂 . Yo añadí también un poco de perejil una vez en el plato.

Al verlo en el envase parece que la gamba estará cruda, aunque he de decir que sorprende cuando te lo comes. En buena compañía puede ser un buen acompañante 😉

Salpicón de Marisco

Salpicón de Marisco