Medias Noches y Bollos Suizos

Ingredientes: 500 gr de harina / 250 gr de leche / 130 gr mantequilla / 50 gr de azúcar / 20 gr de levadura de panadero / un huevo / una pizca de sal.

Prepararemos la masa en la thermomix. Por supuesto podemos mezclar y amasar todos los ingredientes “a mano”, pero a mi me va a ser más cómodo así.

Incluimos la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal en el vaso. Programamos 4 minutos a 37º. Este tiempo será según la temperatura de los ingredientes porque si está a temperatura ambiente no será necesario tanto. Cuando estén mezclados añadimos la levadura y mezclamos a velocidad 4 durante 20 segundos. Debería estar todo el líquido homogeneo.

Programamos posición vaso cerrado y función “espiga”. Añadimos la harina poco a poco por el orificio de la tapa. Seguimos amasando y añadimos harina hasta que no quede mojada y no se pegue a las manos.

Dejamos que suba la masa aproximadadmente 1 hora. Según el autor original lo ponemos en un plato o la bandeja del horno y lo envolvemos en una bolsa de plástico grande quedando holgada la masa y con espacio para que suba. Otra opción es meterla en un bol grande y taparlo con un trozo de film transparente. Lo hagamos como lo hagamos debemos dejarlo en un sitio cálido, no en la nevera. Incluso se podría meter en el horno a 40º. La verdad es que en estos días de calor a mi no me ha hecho falta más que dejarlo sobre la encimera :-).

Precalentamos el horno a 190º. Con la masa hacemos bolitas de 3 o 4 cm o formas algo más complejas (como la trenza que yo he hecho). No obstante debemos tener en cuenta que no debe ser demasiado grueso lo que hagamos y que hay que dejar mucho espacio entre cada pieza porque volverá a aumentar de tamaño. Pintamos con el huevo batido.

Horneamos unos 10 ~ 15 minutos. Igual que el hojaldre, quedará hecho cuando esté “bonito”.

Fuente original: “Mis mejores recetas con Thermomix31”. Cristina Galiano. Ed Espasa.

Hojaldres de crema

Ingredientes: dos láminas de hojaldre / crema pastelera / la yema de un huevo / azúcar

Añadidos: almendras o avellanas picadas / pasas.

Ponemos a calentar el horno a 220º mientras preparamos los hojaldres.

Prepararemos crema pastelera. Podemos hacerla nosotros (no es más que huevo, maicena, azúcar y leche) que creo que la he puesto aquí en alguna ocasión o podemos usar el “truco” que me enseñó mi madre: usar “Potax”, que es una especie de flan / natillas (que como flan no me hace ninguna gracia, siempre he sido de Royal 😉 ). En la caja explica cómo hacer flan. Seguimos las instrucciones pero en vez de usar 500 ml de leche usamos 400. Así saldrá una especie de crema pastelera más espesa. Dejamos que se enfríe un poco.

Extendemos las láminas de hojaldre sobre el papel de horno. Usamos la misma “técnica” de decoración en el hojaldre que con el solomillo hojaldrado (ver el post aquí). Así, extendemos la crema pastelera en el centro y cerramos alternando tiras de hojaldre (igual que el solomillo).

Pintamos con llema de huevo en la parte superior del hojaldre. Espolvoreamos azúcar y horneamos, sobre unos 15 minutos a 220º (arriba y abajo). Según el horno será más o menos tiempo, pero el hojaldre es fácil saber si está hecho: cuando el huevo se ha dorado y el hojaldre ha levantado estará hecho.

Añadidos: Podemos añadir pasas en la crema pastelera (al echarlo encima del hojaldre) y/o almendras picadas por la superficie (yo usé avellanas americanas picadas).

Original de alcoiama en mundorecetas.com