Musaca

Ingredientes: 5 patatas medianas / 5 berenjenas / 2 botes de salsa boloñesa / queso rallado para gratinar.

Pelamos y cortamos en láminas las patatas con grosor de medio centímetro. Las lavamos bien bajo el grifo y tras escurrirlas las freimos en la freidora a fuego lento. En realidad lo que queremos es que estén muy tiernas (como si fuésemos a hacer tortilla de patatas).

Hacemos lo mismo con las berenjenas. Yo no les he quitado la piel, pero esto ya es a tu gusto. Cuando las saquemos del aceite las escurrimos en un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Suponemos que la boloñesa ya la tendremos preparada. Para hacer esta salsa podemos usar la receta que tengo en esta página (Receta Salsa Boloñesa), otra receta o comprarla “de bote”. De momento, para que nos hagamos una idea yo usé dos botes de 400 gr de boloñesa hechos por mi.

En una fuente de horno (yo usé una Pirex) echamos un chorrito pequeño de aceite. Pondremos una capa de patatas, una de berenjenas y una de salsa boloñesa. A mi me han cabido dos repeticiones acabando con berenjena (patata-berenjena-salsa-patata-berenjena-salsa-berenjena). Para finalizar cubrimos con queso rallado para gratinar y lo metemos al horno una media hora a media altura y 180º. Como todo está cocinado no hay que dejarlo mucho tiempo, pero así termina de hacerse. Finalizamos con un golpe de gratinador para que el queso quede crujiente y listo.

Por cierto: ¡¡¡Gracias Juan por las berenjenas!!!! (y los tomates, y los pimientos… 😉 )