Gambas al pil-pil

Ingredientes: 1/2 kg de gambas o langostinos cocidos / 1 cabeza de ajo / 1 guindilla / perejil picado / vino dulce moscatel / aceite / sal / pimentón picante.

Pelamos las gambas cocidas. Se pueden comprar ya cocidas y así ahorramos tiempo. Si no tenemos las gambas cocidas, podemos cocerlas nosotros con agua hirviendo y una hojita de laurel.

Disponemos las gambas en un recipiente. Picamos todo el ajo muy pequeñito y se lo añadimos a las gambas. Igualmente con la guindilla. Añadimos un buen puñado de perejil picado, una cucharadita rasa de pimentón picante y sazonamos. Añadimos un chorreón de aceite y el doble de vino dulce que de aceite; lo suficiente para cubrir todo el macerado. Lo mezclamos bien y lo metemos en la nevera. Es preferible hacerlo el día anterior para que esté toda la noche macerando, porque así se impregnarán más las gambas del sabor. En mi caso usé un vino moscatel de la Axarquía que me trajeron mis padres que es un escándalo ;).

Un rato antes lo disponemos en un cazo y lo ponemos a calentar a fuego suave. Es importante que no esté muy fuerte. Lo dejamos al fuego unos 20 minutos hasta que el vino haya reducido.

Para presentarlo es ideal usar un recipiente de barro, aunque podemos probar con un plato blanco para que haga mayor contraste de colores ;).

Esta es la receta de mi cuñada Isa. Es la única que he encontrado que se hace de esta manera (normalmente se frien con ajito y listo), y ni que decir tiene que está muchísimo más buena así que de cualquier otra forma. Deja un gusto mezcla de picante y dulce que hará que se acabe todo el pan que tengamos mojando en la salsita. ¡Gracias “Cuñá”!